/, Artículos, Noticias, Tenis/Copa de Maestros 2017. Una experiencia inolvidable.

Copa de Maestros 2017. Una experiencia inolvidable.

David Martínez y Natalia Gómez son 2 socios y amigos que llevan 4 años consecutivos yendo a las finales del circuito ATP, en donde los 8 mejores jugadores de la temporada se enfrentan cara a cara para conquistar la Copa de Maestros.

Compromisos familiares y profesionales nos habían apartado a un grupo de amigos hasta el momento de acompañarles y disfrutar del espectáculo, pero a tenor de la espectacular temporada de Roger Federer y Rafa Nadal, ¡2017 era nuestro año!

Tras quedar un domingo para comer en cafetería, la estrategia estaba orquestada. Aviones, hoteles, entradas … ¡todo reservado!

Y de repente, Nadal se retira lesionado en Paris Bercy … Pero parece que no es muy grave, según las noticias que llegan desde Manacor a los pocos días.

Tras unas semanas en las que termina de definirse el top 8, aparece la sorpresa de Jack Sock, que desbanca a Pablo Carreño a la 9ª posición del ranking, 1er reserva del torneo. Un torneo mermado debido a las ausencias de nada más y nada menos que Murray Vawrinka, Djokovic y Nishikori, pero con el aliciente de ver a los Thiem, Zverev y cía, la Nueva Generación ATP.

Pues bien, comienza el torneo con Nadal. Tras un reñido encuentro con Goffin en la fase de grupos, pierde y anuncia su retirada. Una mala noticia que recibíamos aún en Murcia, pero que a la postre supuso una muy buena, el merecido debut de Pablo Carreño en el Masters Final, después de su excepcional temporada. La ilusión de ver a Roger Federer en directo permanecía también latente.

Llegó el día, viernes, y salimos para Londres todos menos 2 compañeros que llegaban de madrugada. Llegamos bien, un poco apretados y con las maletas sobre las rodillas, en un transporte de tipo «transfer» fraudulento del aeropuerto a nuestro apartamento. Aunque terminamos haciendo migas con el taxista y hasta nos lleva al centro como aquél que dice, «por cuatro libras».

Esa tarde no tocaba tenis, pues nuestras entradas eran para sábado y condicionales al domingo si Mr. Federer alcanzaba la final. Sin embargo, la fortuna se cruzaba en nuestro camino, y mientras tomábamos unas pintas y unos sandwiches chicken club en un bonito pub del centro, una brillante gestión de Florencio Soto, unida a la generosidad de Samuel López, nos abre a los 6 viajeros las puertas del O2 Arena para presenciar el encuentro de Pablo Carreño vs Grigor Dimitrov.

Poco antes de salir, nos encontramos en el pub con Victor Sánchez, exfutbolista profesional del Real Madrid y Depor, y ex entrenador del Depor y Olimpiacos, que se encuentra en Reino Unido atendiendo la llamada de varios clubs en busca de técnico.

Y llegamos al recinto, parando en la parada North Greenwich Station de Jubilee Line del metro, y nuestros cuerpos se estremecen al aflorar a la superficie … Esos luminosos encendidos, ese ambiente a torneo de los grandes, la extrema seguridad en los accesos … y el Hospitality donde nos esperan nuestras entradas.

No es posible describir la sensación al entrar en la pista … solo recomiendo mirar la foto con detenimiento … ¡Qué belleza! !Cómo destacan los matices amarillos de las bolas!

Ver a Pablo Carreño nos dió mucha alegría, a él se le veía feliz, pero Dimitrov, ya clasificado para semifinales, estuvo intratable. Sorprendente Dimitrov, agresivo, plástico, sin fisuras en una superficie que le iba como anillo al dedo.

Amanecimos el sábado, rezando para que Roger jugase en el turno de tarde, pues nuestras entradas, fantásticas (junto al túnel de salida de los jugadores), las habíamos comprado para el mismo. Pero cuando vimos en un portal de compra venta (Viagogo) que las de la mañana empezaban a subir … nuestros peores presagios se confirmaban.

¡Ale! Pues a hacer turismo y a disfrutar a la tarde del Dimitrov-Sock. Echamos una mañana genial, pateando Londres, haciendo algo de shopping … Y acabamos comiendo en China Town. En el transcurso de la comida, nos enteramos de que Goffin había apeado a Federer de la Final … ¡No podía ser! En fin, resignación, el viaje estaba siendo un placer.

Llegada la tarde volvíamos al O2 Arena, ahora sí el equipo al completo, para presenciar unas semis de dobles con Jammie Murray-Soares. Todo era bonito en esa pista, y daba gusto ver en acción a los mejores doblistas del mundo, sus estrategias, sus voleas … Disfrutábamos como enanos.

Una fantástica sorpresa fue encontrarnos allí a Carlitos Alcaraz, que acompañado por sus padres, su entrenador y Tomás González se encontraba disputando el torneo internacional sub-14. Jugaba semis contra el «a priori» favorito, un italiano. No podíamos entrar a verlo, pues los accesos a las pistas en las que de jugaba ese torneo eran muy restringidos. Volvimos a nuestras localidades en la central, increíbles, para presenciar el duelo de semis.

Sock venía jugando espectacular, con esa derecha eléctrica que le caracteriza. Pero Dimitrov, versátil, en un estado de forma increíble y con el público a su favor acabó llevándose el duelo en 3 sets, clasificándose para la final en la que el belga le esperaba desde la mañana. Falto regularidad en Sock, pero desde luego que en superficie rápida tiene porvenir.

Saliendo del recinto, Carlos Alcaraz padre nos comunicaba que Carlitos estaba en la final, la cual se jugaba al día siguiente por la mañana. De haber podido habríamos ido a animarlo, pero era imposible.

El domingo, al no jugar Federer, y habiendo visitado en 2 ocasiones el O2 Arena, lo habíamos reservado a seguir haciendo algo de turismo, pues 2 medias jornadas para ver Londres son sólamente un aperitivo. El lunes salía nuestro avión de vuelta y había que aprovechar el tiempo. Nos esperaba London Bridge, Buckingham Palace y más destinos, dentro de una estudiada ruta que había sido previamente diseñada.

A mediodía, en un descanso para comer recibimos la extraordinaria noticia de que Alcaraz había ganado la Copa de Maestros Sub-14, menuda gesta y qué orgullo para los murcianos allí congregados.

Sin embargo nos aguardaba una nueva sorpresa. El equipo de Alcaraz tenía previsto volver a Murcia esa tarde, y sus pases servían para ir a las finales en el O2 Arena. ¡¡No podíamos renunciar a ese lujo!!

Así que el descanso de la comida se transformó en prisas. Desgraciadamente solo un grupo pudimos disfrutar de las finales, pues nos habíamos separado y cuando conseguimos localizarlos era ya tarde. Así que pusimos rumbo al O2 Arena nuevamente. Y la jornada no defraudó. Kontinen-Peers impusieron su clase ante Kubot-Melo, revalidando el título de Maestros de 2016.

Por su parte, la gran final no defraudó. De hecho, fue un precioso partido. Goffin demostró por qué había llegado allí, y ante todo pronóstico desarrolló un tenis agresivo para contrarrestar las embestidas de Dimitrov, quien lo había vapuleado en la fase previa, y en esta nueva ocasión se conformaba con desarrollar una buena defensa basada en su espectacular físico.

Sin embargo, el búlgaro fue más regular y aupado por su público, un poco maleducado como espectador, acabó apuntándose la final, su primera corona de maestro (No olvidemos que a Rafa Nadal es el único título que se le resiste).

Bravo por Dimitrov, un jugador elegante, educado y merecido ganador del torneo.

Y esta es la crónica de una experiencia que deseo trasladar a todos los socios del MCT.  Viajar a Londres para presenciar la Copa de Maestros (ATP Finals) es una increíble experiencia super aconsejable, que a su vez permite disfrutar de una incomparable ciudad como Londres. La suerte puede hacer que el viaje pase de bueno a excelente, pero sin duda alguna, son los amigos, las buenas compañías los que lo convierten en inolvidable, con permiso de Mr. Roger Federer y de mi admirado Rafa Nadal.

Gracias por vuestra atención.

Por | 2018-01-30T09:14:02+00:00 enero 30th, 2018|Actividades, Artículos, Noticias, Tenis|Sin comentarios

Deje su comentario